Armario Cápsula ¿Es para ti?

Desde hace unos años las palabras ” armario cápsula” se han hecho muy presentes en revistas de moda y demás medios relacionados, especialmente en épocas de cambio de estación.

Es como si un armario cápsula pudiera resolver todos nuestros problemas estilísticos, estéticos, económicos e incluso medioambientales.

En este artículo queremos descubrir si eso es cierto y, lo más importante, si el armario cápsula está hecho o no para ti.

Pero empecemos por el principio

¿Qué es un armario cápsula?

Un conjunto de prendas que no superan un número determinado, que combinan entre sí y que resulten atemporales.

Respecto al número existen discrepancias. Hay quien apunta a 33 piezas ( @proyect333) o incluso 40, entre partes de arriba, abajo, vestidos y abrigos. También hay discrepancia sobre si los accesorios deben o no estar incluidos en este recuento.

¿Cuándo se acuñó este término?

En los años 70 la dueña de la tienda londinense “Wardrobe” creó el concepto de lo que luego sería el “armario cápsula”, una selección de prendas que nunca pasan de moda y combinan bien juntas.

Años después, en 1986, Donna Karan prensentaría una colección “Seven easy pieces”. Una apuesta clara por transformar los armario femeninos en algo práctico, con la que a raíz de 7 prendas fue creando diferentes looks para ocasiones tan dispares como trabajo o fiesta ( Si sientes curiosidad por ello, te recomiendo este vídeo)

¿Qué prendas componen un armario cápsula?

Si seguimos la “norma” de prendas que no pasen de moda y que combinen bien entre sí, no nos queda más remedio que pensar en prendas clásicas y básicas.

Camisas blancas, vaqueros, pantalón de pinzas, blazer negro o azul marino, trench, vestido negro…

Pero ¿Y si éste tipo de prendas no van contigo? ¿Cómo sumarte a esta corriente entonces?

Honestamente, creo que lo primero que hay que hacer es un ejercicio de autoconocimiento. Dedicar un tiempo a analizar tu armario, lo que usas y lo que no, con lo que te sientes cómoda y con lo que no. Además de tu estilo de vida. ¿A qué dedicas tus días? ¿Qué ropa necesitas para afrontar tus semanas?

Obsérvate, analízate y busca un objetivo. Y ésto, resulta especialmente importante. Si te estás planteando este concepto, quizás sea porque no estás contenta con tu armario ¿Por qué? ¿ Te agobia, te aburre, crees que puedes sacarle más partido, te apetece un cambio en tu vida? Hay muchas razones posibles y cada cuál tiene la suya, descúbrela y plantea una “estrategia” para abordar el asunto.

Selecciona las prendas de tu armario , para ello elije un número de prendas en la horquilla de 30 a 40, que serán combinables entre sí tanto en estilos como en colores y formas.

Una vez analizado tu armario y tu vida y seleccionadas las prendas, localiza las carencias y necesidades. Éstas podrían convertirse en tus próximas compras. Pero si quieres seguir este concepto de armario deberías saber que la frase “dejen salir antes de entrar” es todo un himno y que la calidad de las prendas es un hecho a tener muy en cuenta. Debes comprar para muchos años, tanto en durabilidad como un atemporalidad.

Y ahora que hemos comentado, brevemente, el proceso de creación de un armario cápsula, te lanzo una pregunta:

¿Es el armario cápsula para ti?

A favor:

  • Ahorro de tiempo frente al armario
  • Ahorro de dinero
  • Si eres una persona insegura a la hora de vestir, este ejercicio te aportará seguridad al respecto.
  • Ahorro de espacio, no acumulamos.
  • Simplifica tu día a día
  • Consumo responsable, guarda relación con el impacto ambiental y social de lo que llevamos.

En contra:

  • Un número limitado de prendas
  • Si te gusta la moda y disfrutas creando looks y con las nuevas tendencias.
  • ¿Qué ocurre con las prendas más especiales que se alejan de clásicos/básicos?

Mi modesta opinión

Sinceramente, aprecio más puntos a favor del armario cápsula que en contra. Sin embargo no estoy conforme con él.

Creo que sumarse a esta corriente porque ahora sólo oímos hablar de él no es del todo acertado. Creo que en realidad lo que debemos hacer es aprender a comprar y a usar nuestro armario con cabeza.

Sí, pensemos en bloque o conjunto a la hora de comprar, seamos críticas con el uso que podamos darle, así como con la calidad y la forma en la que se han fabricado las prendas.

Reivindiquemos nuestro estilo por encima de tendencias efímeras, ganemos seguridad, encontremos el modo de expresarnos con nuestros armario.

Pero no sigamos esta corriente porque es lo que “toca” ahora, porque entonces seguiremos instaladas en lo mismo que antes pero en el otro extremo.

Conócete, dedícate tiempo, analiza tu armario, organízalo, saca lo que te sobra, planifica…Haz lo que quieras hacer pero sigue tu propio instinto y criterio.

Y llegados a este punto ¿Qué quieres hacer con tu armario?

Mientras te decides quizás estos artículos te puedan interesar:

Invierte tiempo y no dinero en tu armario

Ahorrar y conseguir un armario completo.

Deja un comentario

Recibe nuestra Newsletter


Ohptimist © 2021. All rights reserved.