Hacer especial la vuelta a la rutina

¿Deseas la vuelta a la rutina? ¿Septiembre es un mes de inicios para ti? Sea la respuesta sí o no, lo cierto es que septiembre es sinónimo de rutina.

Si quieres hacer este mes algo más especial y hacer la vuelta más llevadera y agradable estoy convencida que éste es tu post.

Soy fiel defensora de la vuelta a la rutina, me gusta. Es una sensación de tiempo nuevo, una oportunidad para cambiar lo que no me gusta e intentar evolucionar hacia una mejor versión de mí misma.

También debo reconocer que conforme avanza el curso mi entusiasmo va decayendo y voy necesitando, tanto como respirar, un cambio de aires y un poco de improvisación y descontrol. Pero como estamos en septiembre, lo que me pide el cuerpo son horarios, orden y planificación.

Aún así, tengo la experiencia de llegar a sentir cierto bloqueo cuando llegada esta fecha y quiero hacerlo todo a la vez sin periodo alguno de “adaptación”.

En este post te doy mis claves para hacer una vuelta a la rutina más especial y disfrutar con su llegada y vivirla de una manera menos exigente.

  1. Intento que el retorno sea gradual. Nos sienta bien estar en casa unos días antes y evitar entrar en obligaciones de sopetón.
  2. Dedico un tiempo a poner orden. La agenda, la casa y la despensa necesitan algo de planificación previa antes de comenzar con las obligaciones habituales.
  3. Analiza tu día a día e intenta crear un horario. Fija tareas y días concretos para diferentes actividades. Intentar hacerlo todo a la vez sólo nos aportará agobios extra e innecesarios. Aún así, soy fiel defensora de la flexibilidad y más en estos periodos de transición.
  4. Estos días las comidas en casa suelen ser sencillas, comidas que nos simplifican el retorno.
  5. Dedico tiempo a marcar objetivos para este nuevo curso e intento trazar un plan para conseguirlo.

Y ahora viene mi parte favorita. Sí, hemos repasado 5 puntos que llevo a cabo en el mes de septiembre ( y en general en momentos de cambios) pero ellos no hacen que la vuelta a la rutina sea especial.

¿Qué hace que la vuelta a la rutina sea especial? ¿Cómo conseguirlo?

  1. Procuro realizar planes que sirvan de “puente” entre las vacaciones y la monotonía de los días comunes. En estos días procuro hacer más planes con amigos de los habituales, paso más horas en casa de mis padres o algo tan sencillo como seguir leyendo a ritmo casi vacacional.
  2. Reservo para estos primeros días algún plan especial, por ejemplo, salir a cenar a ese restaurante al que llevas tiempo queriendo ir y nunca lo consigues.
  3. Redescubro mi entorno habitual. Intento pasear mi ciudad, observarla de nuevo, descubrir nuevas tiendas, visitar alguna exposición o museo… Vivirla con la misma mirada que he vivido la ciudad en la que he estado de vacaciones.
  4. Rememora los recuerdos del verano vivido. Preparar un álbum de fotos de estos últimos meses es una buena idea.
  5. Me esfuerzo por apreciar los “pequeños placeres” de estar de nuevo en casa. Por ejemplo, volver a dormir en tus sábanas favoritas, tomar el café en tu propia taza, observar la luz que entra por la ventana a una hora determinada, tu propia ducha….

Son pequeñas recomendaciones que a mí me funcionan y que consiguen que retome la rutina con ganas y buena predisposición.

¿Qué haces tú para que la llegada de septiembre sea más placentera?

Más sobre septiembre y nuevos comienzos:

Cuando llega septiembre

Crear propósitos y conseguirlos.

Deja un comentario

Recibe nuestra Newsletter


Ohptimist © 2021. All rights reserved.